vs. messenger, último día

26 08 2007

El último día, ¿llegó más rápido de lo que esperaba?… No en realidad no, sí lo sufrí, sí lo disfrute, sí sentí el reto correr por mis venas.

Al domingo le faltan unas horas para terminar, y no siento las ganas de conectarme… y aquí surge una duda, ¿qué hago mañana? –> ¿me conecto? o bien ¿no lo hago?

He decidido por lo tanto aprender a volverme independiente de esta herramienta, y voy a intentar estar en desintoxicación durante un periodo de una semana.

En el recuento de lo aprendido, esta semana, fue la gente, de nuevo la gente, y claro las relaciones que se establecen con ella. Utilicé nuevas formas de comunicación, lo que quería, y al mismo tiempo encontré gente bella o y conocí a otras que supongo seguiré conociendo. Mi desconecte rindió frutos.

Ahora ¿será esto demasiada chaqueta mental (ustedes dirán), o quizá yo la semana pasada me dije que quería utilizar otras formas de comunicación y me puse a proposito en una situación diferente de mi rutina con el fin de poder justificar mis cambios?

En fin, a todos aquellos que no puden pasar un día frente a su compu sin conectarse al messenger, y que ya no se atreven a ir a ver a la gente, o marcarles por telefono… una noticia: es possible sobrevivir sin él, es más, es possible VIVIR sin él.

Anuncios




vs. messenger día 6

23 08 2007

El cielo era una inflada panza de burro colgando amenazante a escasos palmos de las cabezas.

Luis Sepúlveda

Vs. MSN El huracán Dean tocó ya nuestro país, y aquí en el DF sentimos las consecuencias: luvia casí todo el día, y logicamente el cielo es constantemente gris, pero a diferencia de El Idilio, el viento no es tibio y pegajoso, es más bien frío y suave.

No sé si a ustedes les ocurre lo mismo, pero el ambiente influencia muchísimo mi estado de ánimo, si los días son brillantes, con colores, es mucho más probable encontrarme con colores vibrantes, y toda activa y sonriente. Cuando los días son más bien panza de burro, me siento algo gris, los colores como que se van diluyendo con ese gris, los colores en mi ropa cambian, la música que escucho tiende más al estilo de los Putumayo French y Italian Café, y mi ritmo cambia… mi optimismo se esconde bajo las cobijas.

Llevo seis días sin messenger, y no sé si tiene algo que ver, pero aunque el día esté con estos tonos no estoy al punto de tomar un Brel, o un Barbara, como que la “bajada del ánimo” no es tan rápida esta vez. ¿Será porque esta semana no fuí la que se quedó sino la que se fue?

Hé petite fille! On est jamais deux a partir, y’en a toujours un pour larguer l’autre, pour languir au port.





vs. messenger día 5

22 08 2007

Vs. MSN Cinco días sin msn logrados y chido! ¡Voy por el sexto!

He utilizado otras formas de comunicación, el telefono -cómo me encanta-, los mails incluso a gente que vive en esta ciudad, y los SMS. Con este úlimo me llevé una sopresa: empecé a comunicarme con un amigo que se fue de vacaciones y estaba ayer en Polonia… esa sorpresa fue maravillosa.

Un post un poco vacío para ustedes, pero significa muchísimo para mí: arranco con el día 6.





vs. messenger día 4

21 08 2007

Vs. MSN Y yo que pensé que el domingo iba a ser más dificil! Al parecer es más dificil los días entre semana: los tiempos que uno quiere dedicarle a la gente son más dificiles de llenar cuando no sabes quién está disponible para dar un poco de su tiempo.

¿Es mejor vivir fuera de la ficción, en la pura realidad, aunque esa ficción te haga sentir bien? No lo sé, la discusión abarca creo, una conversación reciente con respecto a las decisiones que se hacen y que son el resultado de una suma: se le atribuyen a las consecuencias de las acciones un número y se toma el camino que de acuerdo a las previsiones es el que aporte más beneficios. Ahora: ¿cuanto peso le doy a las consecuencias de picar inicio>programas>msn>*contraseña* y cuanto le doy a las de seguir en esta semana sin msn?

Creo que antes de llegar a ese punto tengo que saber qué es lo que pienso que son las consecuencias de no conectarme en esta semana, y una de ella que ya mencioné es aprender a comunicarme de otra forma, y eso me parece muy importante, y no sé cuanto peso le doy, pero sé que la semana vale la pena aprovecharla, es un tiempo muy corto… en vez de sentir la ausencia, de aguantarme voy a tratar de aprender.

Debout parcequ'on veut vivre

 Debout parce qu’on veut vivre by *Cmavie on deviantART





vs. messenger día 3

20 08 2007

Vs. MSN Día tres superado y era domingo, en mi opinión uno de los días más dificiles.

A diferencia de lo que había predecido, la pregunta – ¿Acaso alimento este demonio con esa aprehensión que tengo de las cosas?– no estuvo girando en mi cabeza, fuí creo que productiva, tuve el apoyo incondicional de una amiga via mail, el sol, la buena música y en la noche una buena película me acompañaron. No sé si la pregunta no giró en mi cabeza porque justamente fuí productiva o porque ya la tengo resuelta cosa que es más probable visto mi capacidad en clavarme con las cosas.

Para este post tenía planeado hablar de la amistad, su significado y su valor, busqué unos minutos en internet y encontré un test, no muy interesante y lo consideré una perdida de tiempo pero si gustan cliqueen. Y encontré también un foro en dónde se pregunta si puede existir realmente la amistad por msn, entre basura y publicidad había esta frase: Creo que la amistad por msn es más frágil que en la vida real ya que si no te contactas con alguien hace un mes puede llegar a ser un completo desconocido y no volver a hablar (JayMotMLM).

Pero creo que si centro mi discurso en que me conecto al messenger unicamente para cultivar amistades, estaría mintiendo. El msn es un medio de estar en sociedad, al tener el monito verde uno forma parte del grupo de los demás monitos verdes, aunque no platiques con ninguno de los demás monitos verdes o bueno las personas detrás de esos monitos.

Pero eso es pura ficción, ahora bien la pregunta toma forma: ¿es mejor vivir fuera de la ficción, en la pura realidad, aunque esa ficción te haga sentir bien? La pregunta creo que llega un poco más lejos al abordar también el tema de la esquizofrenia, pero eso ya es para otro momento.





vs. messenger día 2

19 08 2007

Vs. MSN El día 2 ha terminado y arranco con el tercero

Vencer los demonios del pasado, esos que están guardados en una caja, en una carta, en un baúl y escondidos bajo el polvo del tiempo. Yo una vez moví las cajas, los baúles y levanté el polvo, y salieron a devorarme, me comieron enterita. Acabé sintiendo, viviendo y arrepintiendome de cosas hechas, de cosas del pasado, y empecé a actuar en función de esos sentimientos del pasado, a comunicarme con gente con la que ya no tenía nada que nos uniera en el presente, lo que aumentaba mis sentimientos de arrepentimiento y culpa. Logré salir de ese mundo, de las tripas de los demonios gracias a una mano amiga que, creo que sin darse cuenta, me mostró la perspectiva del asunto que en el presente hay cosas y que hay que darse cuenta de su existencia.

Tomé entonces otra perspectiva, empecé a escribir para mí… tenía entonces una imagen objetiva de los asuntos, y logré después de algo de trabajo vencer los demonios.

Eso es lo que pensaba… entre el ansia, la desesperación, la angustia, la preocupacion y voluntad creo que acabo de ver un demonio que mantenía bien escondido. Y enfatizo YO lo mantenía bien escondido, no puedo desligarme de él y decir que todo es su culpa.

Entonces creo que acabo de ver un demonio, y no sé si se desempolvó gracias a una conversación que tuve hace poco acerca del fetichismo. ¿Acaso alimento este demonio con esa aprehensión que tengo de la cosas (incluyo en cosas: objetos, recuerdos, gente, sensaciones) ?

La pregunta quedará abierta y girando una y otra vez en mi cabeza… no hay ningún “tlinging” que evite que resuene.





Vs. Messenger día 1.

18 08 2007

El internet es una herramienta maravillosa que ha permitido que las fronteras desaparescan, que la libre expresión corra a través del mundo y que información esté al alcance de unos cuantos cliks o tecleadas.

Los e-mails han permitido justamente que la comunicación interpersonal sea más continua y que no haya esas enormes pausas de semanas o incluso meses entre réplica y réplica. Las distancias se han acortado.

El messenger, o MSN como yo le llamo, es una herramienta que ha permitido acortar esas pausas entre “lectura y respuesta” al simple tiempo que toma escribir frases, claro a menos que simultáneamente se esté en varias conversaciones, o se esté haciendo tarea o un trabajo paralelamente.

Ayer en una clase una profesora dijo a mi me disculpan pero un buen beso no se puede disfrutar a través de una máquina, y estoy de acuerdo.

Ojo, no estoy aquí anunciando que el MSN es malo o algo similar, al contrario el MSN ha sido y creo que sigue siendo una de las cosas maravillosas que tengo a mi alcance, y que permite que amigos del extranjero con los que viví años de mi vida estén cerca de mí. Este programa me ha permitido incluso forjar nuevas amistades desde gente que no conocía, hasta gente de mi vida diaria.

El estar frente a una computadora en los que todos tus gestos no aparecen y los que sí son completamente conscientes y razonados hace que todo sea más seguro. Es otro nivel de seguridad.

Yo, tengo que admitirlo, tengo un grave problema, me he vuelto adicta a ese nivel de seguridad, a ese programa, al MSN. Meterme a la computadora para “checar mis mails” cuando en realidad lo primero que hago es poner mi contraseña, conectarme en Offline y ver quien está conectado.

Justo así, aprendí una nueva forma de comunicarme, de entrar en contacto con la gente, de estar con la gente. En el MSN la forma de hablar es diferente, se saluda cariñosamente con esos iconitos de vaquitas con pañuelos o bebés pseudo tiernos, se cuentan las cosas con un ritmo particular, las pausas son determinadas por cada “enter” picado, y al despedirse uno, se mandan besos de mil formas diferentes, desde besos o (K), hasta los iconitos en donde pueden haber besos voldaores, besos brillantes u otra vez una vaca besucona.

Esta forma de comunicación se ha vuelto parte de mí y necesaria para ciertas amistades, y en el momento en que la amistad necesita más que de las dos personas para ser, creo que hay un problema. He decidido por lo tanto aprender a volverme independiente de esta herramienta, y voy a intentar estar en desintoxicación durante un periodo de una semana. Mi objetivo para ustedes es narrar las vivencias de esta semana sin MSN.

Vs. MSN